DENUNCIA El efecto adverso de la promoción punible de un nuevo uso “de vanguardia” del medicamento Nasonex

Anuncios

Alerta: El uso durante semanas de mometasona furoato tiene potencial de cambiar la producción de las mucosas respiratorias a densas y atrofiadas.

Deja de fumar, se siente mal, se preocupa, acude a su nuevo médico y le usa en la promoción de un nuevo uso de un medicamento para una enfermedad que no tiene, le sienta mal, no se lo dicen ni se lo quitan y luego tratan de ocultar los hechos en su expediente médico digital.

Ésta es la síntesis de la denuncia presentada por una persona que sufre entre otros efectos adversos alteración y atrofia en la producción de mucosas, la protección principal de las vías respiratorias. Los facultativos denunciados aparecen como presuntos ‘tarugos’, médicos corruptos que reciben beneficios de laboratorios a cambio de que potencien sus productos.

Atrofia en las vitales mucosas respiratorias es uno de los efectos secundarios más nocivos del medicamento comercializado con la marca Nasonex por la filial de los laboratorios Merck, MSD ( Merck Sharp & Dohme de España, S.A. ), para pólipos nasales y rinitis alérgica (fiebre del heno), y que se pauta de forma experimental y promocional, al menos en 2012 y 2013, por tres meses a pacientes con sinusitis leve cronificada a pesar de que este nuevo uso no  viene reconocido por la Agencia del medicamento en su prospecto, ahora más completo en la parte de advertencia de efectos adversos, ni en la ficha técnica de entonces ni en la de ahora.

Es una práctica de probable cobayismo humano, sentencia un abogado especializado en malas prácticas médicas; son los llamados “médicos tarugos”, añade, que usan los laboratorios para promocionar sus productos.

Tres médicos, uno de atención primaria de la Seguridad Social y dos otorrinos de un centro privado consorciado, han sido denunciados al juzgado  y a la dirección de sus centros sanitarios por probable cobayismo con agravantes, alteración de documento público y acción con riesgo de homicida.

Los facultativos intentaron ocultar las consecuencias nocivas de sus actos en el expediente. Su tratamiento  “de vanguardia”, como lo califica una fuente interna, salió mal, muy mal; casi fue homicida.

La Agencia Española del Medicamento ha ampliado las advertencias de efectos adversos tras recibir la denuncia de este caso y otras. El precio de este medicamento es de 16 euros; en este nuevo uso promocionado hay que pautar al menos tres, uno para cada mes.

El Nasonex es un corticosteroide con numerosos efectos adversos como todos los fármacos de su naturaleza; algunos sistémicos. Al menos uno de cada cien usuarios desarrolla multitud de efectos que sin embargo no vienen, o venían, reflejados, sorprendentemente, ni en la ficha técnica ni tan siquiera en el prospecto para el consumidor en España, pero sí en otras naciones desarrolladas.

ENSAYOS PRIVADOS Y CREDIBILIDAD BAJA

El uso durante tres meses de Nasonex se experimenta y promociona al menos entre 2012 y 2013, fecha de los hechos principales de la denuncia, para casos de sinusitis leve crónica desde grupos privados como el European Position Paper on Rhinosinusitis and Nasal Polyps (EP3OS) (http://www.ep3os.org)  y ya antes, en 2007,  hizo lo mismo para casos de sinusitis grave con pauta de dos semanas, aunque con relativo éxito a la hora de conseguir su aprobación.

Los resultados de este tipo de estudios privados como éste son usados por visitadores médicos y comerciales de laboratorios para convencer a médicos de que pauten determinadas medicinas aunque no estén aprobadas por la Administración competente; esto no es ilegal.  Como lo importante es vender, su credibilidad corre el riesgo de caer en demasiadas ocasiones. “Yo ya no me creo nada” señala un médico de atención primaria veterano.

Son tantos los efectos secundarios probables o posibles de usar por tres meses Nasonex para sinusitis leves cronificadas que es como arriesgar un millón de euros para ganar cien euros, sentencia un neumólogo que ha tratado casos de efectos secundarios graves que han pasado del otorrinolaringólogo a su consulta especializada en pulmones.

El Nasonex tiene capacidad de secar las vías respiratorias altas, con lo que  demasiado producto pasa a los pulmones y se pueden alterar también las mucosas bronquiales y su producción, sentencia el especialista.

EL PAPEL DEL MÉDICO DE ATENCIÓN PRIMARIA

Sin embargo, algunos otorrinolaringólogos se lanzaron a pautar el medicamento por tres meses para casos de sinusitis leve y han tenido que andar ocultando los casos de personas perjudicadas por esta supuesta práctica de cobayismo que ya tiene demandas en los tribunales.

Se han detectado casos de médicos de atención primaria (MAP) que han actuado de ‘reclutadores’ de las cobayas para la promoción de nuevos usos de medicamentos con manipulación del paciente. “Suelen coger a personas pasotas. ignorantes o muy preocupadas, así si sale mal es difícil que se enteren de lo que pasó”, señala un prestigioso abogado especializado en denuncias por malas prácticas médicas.

En este caso de este usuario de la sanidad ni tan siquiera tenía sinusitis, ni leve ni crónica; era una persona que se sentía mal tras dejar de fumar por producir mucho moco. Pensaban que era un simple camarero.

De haber caído en manos adecuadas le habrían dicho: beba mucha agua y relájese, que esto dura unos nueve meses. En el caso del médico que le metió en esta aparente  promoción le asustaron diciendo que podían ser rinobacterias y le pautaron antibiótico a la menor oportunidad: Fue como si le estuvieran creando un perfil de sinusitis en su expediente.

COMO UNA ‘FIBROSIS QUÍSTICA’

El espesor de las mucosas provoca una especie de fibrosis quística y asma. La fibrosis quística es una enfermedad genética, los niños que nacen con ella lo tienen difícil para llegar a mayores.

El que la alteración y atrofia en la producción de mucosas pueda desaparecer sola tal vez influyó en el hecho de que los médicos implicados no apuntaran la dolencia en su expediente y que no le advirtieran de su trascendencia y riesgos. “Cuando pasa algo así lo que se hace es taparlo”, señala un médico conocedor del caso.

Las mucosas respiratorias; bronquiales, faríngeas y nasales, son auténticos limpiadores permanentes de las partículas, virus y bacterias que entran en el organismo al respirar, por lo que si son densas hacen mal su papel de evacuación y el desarrollo de enfermedades está servido si no se evitan y reducen riesgos.

FOTO Aspecto mucosas atrofiadas más de dos años después de la toma de Nasonex por vía nasal durante semanas.

La mucosas fluidas limpian las vías respiratorias y son eliminadas al ser tragadas de forma automática y por sonación y expectoración dentro del funcionamiento normal del cuerpo.

Hidratar las mucosas con ingesta de agua frecuente, procurar ambientes húmedos y sin contaminación y evitar lugares cerrados y poco ventilados son claves para salvarse, recomienda un médico de familia tras dar a conocer un caso.

Lavar las manos de forma frecuente también es clave. Estos consejos son aplicables a personas que quieren evitar gripes, especialmente en invierno.

Perjuicios frecuentes (al menos uno de cada cien casos) de este medicamento no vienen enunciados de forma oportuna en el prospecto en español pero sí en el de otros países desarrollados.

MÁS EFECTOS ADVERSOS

Así, “los efectos secundarios que pueden ocurrir con el uso de corticosteroides nasales aerosoles, incluyendo Nasonex, son dolor de cabeza, moco teñido de sangre, ardor o irritación, dolor de garganta, alteraciones del gusto y el olfato se han comunicado muy raramente, inflamación de los ganglios linfáticos, cambios en la visión, lagrimeo de ojos, ojos secos, inflamación de los ojos, dolor de oído, zumbido en los oídos, dolor de estómago, estreñimiento, diarrea, náuseas, trastornos de la lengua y los dientes, boca seca, síntomas de alergia agravados, inflamación del cuerpo, incluyendo la cara, fiebre, síntomas parecidos a la gripe, sed, sensación de frío, dolor en las articulaciones, temblores, mareos, migraña, depresión, pesadillas que provocan alteraciones del sueño, fatiga, pérdida de la voz, bronquitis, dificultad para respirar, sibilancias, acné, erupciones en la piel y presión arterial alta”.

“La redacción del texto” del prospecto es responsabilidad del fabricante, señala un portavoz técnico no oficial de la Agencia Española del Medicamento (http://www.aemps.gob.es/Aemps) al ser requerido para saber por qué este tipo de efectos no se señalan en el texto del prospecto que puede leer el paciente al ir metido en la caja. Si se compara el texto vigente en España en 2012 con el de otros países como Canadá, el de aquí parece un díptico promocional, señala un familiar del una persona perjudicada por este medicamento.

El prospecto de Nasonex de junio de 2015  ha sido ampliado con más enumeración de posibles o probables efectos adversos. Sigue sin ser autorizado para sinusitis, ni leve ni crónica; sólo se incluye la fiebre del heno (rinitis alérgica estacional) y pólipos nasales.

La Agencia española si advierte en la ficha técnica en 2012 y en 2015,  de forma más clara que otras de otros países desarrollados, que los pacientes que utilicen Nasonex durante varios meses deben ser examinados periódicamente en cuanto a posibles alteraciones de las mucosas.

RELATO: LE SENTABA MAL, PERO NI SE LO DECÍAN NI SE LO QUITABAN

Según el relato de la denuncia presentada por una persona que sufre los efectos de la atrofia de mucosas respiratorias tras usar Nasonex algo más de dos meses, a las dos semanas de toma fue a su médico con fuerte irritación de garganta y problemas para hablar, pero no le quitó el Nasonex recetado para tres meses: “Siga tomándolo” le dijo y además no apuntó en el expediente el efecto secundario nocivo.

Días después acudió a urgencias del hospital donde le recetaron Nasonex por tres meses (un centro privado consorciado con la Seguridad Social). Comunicó un episodio de atragantamientos; le adelantaron la cita con el otorrino (ORL) que se lo pautó.

Finalmente acudió a la consulta del ORL, pero le pasó a otro médico que le pautó que siguiera tomándolo un mes más en vez de los dos que le quedaban. Detectó sequedad en las vías respiratorias. Diagnosticó “sinusitis crónica”. La víctima de esta práctica médica punible señala en su denuncia que ahora sabe que ‘crónica’ significa al menos tres veces  al año, pero nunca sufrió una sinusitis y así viene en su expediente médico.

“Fue raro, es como si el médico de familia y el ORL fueran a perder algo que ganar si no terminaba el tratamiento”, relata. Si hubiera causa sería un caso “homicida”, enfatiza el familiar.

La denuncia incluye el delito de alteración de documento público, ya que en el expediente del usuario se apuntó a posteriori en casillas de años anteriores, cuando se vio que todo salió mal, una de las dos dolencias para las que sí está autorizado este medicamento: Pólipos y fiebre del heno.

Afecciones de la garganta, como irritación y faringitis, o problemas para hablar, suelen ser síntomas claros de que el medicamento debe dejar de usarse.

PROMOCIÓN DE UN ‘NUEVO USO’

El hecho de que se promocione Nasonex para un nuevo uso, que en caso de ser aprobado incrementaría las ventas de forma descomunal, hace que médicos proclives a la corrupción y que reciben dinero por ensayarlo y promocionarlo de forma oculta se ilusionen demasiado en perjuicio de sus ‘cobayas’, señala el abogado. El especialista que pautó el Nasonex por tres meses no ha contestado a dos requerimientos telefónicos de opinión. sobre lo sucedido.

PROBABLE ENGAÑO AL LABORATORIO

Tampoco se descarta un acto de picardía, a modo de timo al laboratorio (y entre médicos), bajo el principio de “si quieres probar con ‘éxito’ que un medicamento cura una enfermedad, dáselo a alguien que no la tenga y pero haz que crea que lo tiene”.

Ésta sería una forma ‘engañosa’ de promoción de un ‘caso de éxito‘ para conseguir comisiones, apoyos o fondos para que se solicite o apruebe un ensayo.

Un ‘médico tarugo’ de atención primaria suele cobrar unos 1.500 euros por ‘promo’; el coordinador regional de cada promoción, mucho más; de él dependen varios ‘tarugos’.

Los médicos Juan Antonio Peral García (Col. 28/35418-4), médico de atención primaria, y los otorrinos Jaime Sanabria Brassart (Col. 23/04764-8) y Alberto Encinas Vicente (Col. 28577823), como “cómplice”, aparecen como responsables de los hechos, según la denuncia presentada contra ellos.

Al frente de la empresa MSD España durante los hechos principales de la denuncia, 2012 y 2013,  se encontraba el informático y economista Antonio P. Mosquera. Antes fue director general en Argentina, Paraguay y Uruguay. De él se dice que era muy dado a los proyectos de investigación y vanguardia cuando estaba al frente de la empresa farmacéutica.

Si se demuestra una nueva utilidad masiva, ventas, encargos, fabricaciones o licenciaciones de producto o marca para otras empresas y marcas genéricas se ven  favorecidos. Un spray de Nasonex se vende en farmacias por 16 euros.

Por otro lado, el centro hospitalario privado consorciado con la sanidad pública al que pertenecen los dos otorrinos mencionados pertenece actualmente a Quiron, antes a IDC Salud y antes a Capio, todas empresas fruto de acuerdos, fusiones, ampliaciones o inversiores coordinadas e impulsadas de forma empresarialmente brillante por el gestor y médico asturiano Víctor Madera, y que finalmente será adquirido por la prestigiosa alemana  Fresenius Helios. ENMA ROSSI

 

 

Mucosas; esa ‘piel líquida’

“Tras terminar el mes más de tratamiento, el paciente se empieza a encontrar mucho mejor coincidiendo con el abandono de la medicación según el plazo nuevo escrito por el facultativo. Ese estado le permite darse una ducha caliente muy larga.

Con el baño lleno de vapor y tras expectorar, limpió el espejo de vaho y observó cómo salía una mucosa blanca y muy densa como a cámara lenta por la nariz, salía sola, sin que se sonara.

La imagen y el sentirse cada vez mejor que cuando tomaba el medicamento le hizo comprender que el Nasonex era la causa de su mal estado y no la cura”.

PIEL INTERIOR

Las mucosas son como una ‘piel’ interior líquida que se crea de forma constante y se elimina sobre todo al tragarla, y al sonarnos y expectorar.

En este caso pueden llegar a ser más fluidas y limpias a la orilla de un bosque de ribera o del mar, se expresa en la denuncia.

La alteración de las mucosas en su naturaleza o su atrofia hace que no hagan su función de forma adecuada.  Usualmente, ante la contaminación directa se pone más pegajosa; con ambientes secos, más densa.

Se imagina estar delante de un semáforo y sentir como los humos de los tubos de escape de coches ponen pegajosa la piel de la cara o de las manos, o que en días de sequedad se ponga más espesa,  gelatinosa, incluso dura con problemas hasta para gesticular.

La imagen sería tremenda, monstruosa; pero esta otra ‘piel’, las mucosas, van por dentro y no se ven.

La clave es la ingesta casi permanente de agua para ayudar a que sea más líquida en su producción, procurar dormir con buena humedad ambiental en aire limpio  y expulsar el moco denso y atrofiado siempre que se pueda para que no sea nido de virus, bacterias, partículas y demás cosas que están en el aire.  Respira.

Anuncios

ANUNCIESE EN not24hcab-1

Anuncios
Anuncios